Felicidad


La felicidad sólo puede provenir de tu interior y es el resultado de tu amor.

Cuando te des cuenta que ninguna otra persona puede hacerte feliz y que la felicidad es el resultado de tu amor, habrás conseguido la más importantes de las maestrías...

Miguel Ruiz

Ahora estoy leyendo La Maestría del Amor, la cual nos proporciona alternativas para sanar nuestras heridas emocionales, recuperar la libertad que nos pertenece por derecho y reencontrar la alegría como parte esencial de las relaciones amorosas.
Nos hace comprender:

- Por qué nuestra idea de perfección nos lleva a rechazarnos a nosotros mismos

- Por qué la guerra por mantener el control destruye lentamente la mayoría de las relaciones

- Por qué buscamos el amor en otras personas y cómo debemos encontrarlo dentro de nosotros

- Y finalmente, cómo perdonarnos a nosotros mismos y a los demás


Todo esto con el objetivo de lograr la PAZ y la FELICIDAD... pero no es tán fácil...!!!!


5 comentarios:

Anónimo dijo...

querida alcon, habra que leerlo y seguir en la busqueda de la felicidad, no te rindas si se puede.

Robin dijo...

No es nada fácil esa búsqueda, en realidad yo pienso que la felicidad nunca se atrapa definitivamente, es escurridiza y azarosa. Viene, se muestra, escapa, reaparece … y así pasa la vida, así es la vida.

Besos y feliz regreso.

M@R dijo...

hola,,,
gracias por tu visita,,,
tienes un blog muy bonito, aqui hay paz y amor,,,
tu post es muy sabio,,,
yo soy feliz por que en mi hay amor,,,
Dios es amor y Dios esta en mi,,,

volvere,,,

abrazos,,,

cieloazzul dijo...

amigaaaaaaaaaaaaaaaa!!!
que alegria me ha dado volverte a leer!!!!
no sabes que agradable ha sido saber que aun me recuerdas!!!
y si, éste libro es maravilloso! todos deberíamos leerlo y graduarnos!!!
te abrazo emocionada! te llevo a mis cercanos!!!!
besosssssssssssss!

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

El Oráculo de Delfos tenía una inscripción a su entrada que decía "Conócete a Ti Mismo"; creo que cumplir con esa premisa implica amarse a sí mismo y, por ende, la felicidad está en camino.

Hacerlo un círculo virtuoso de felicidad, amor y conocimiento. No implica el conocernos a nosotros mismos tener el control de todo o estar por encima de todo...tampoco el conformismo de ceder siempre en los roles.

Cuesta, pero llega un momento en que encajamos en cierto lugar del Universo. Saludos afectuosos, de corazón.